domingo, 17 de octubre de 2010

Tema: El Avivamiento

Texto: “Ho Jehová, aviva tu obra en medio de estos tiempos” Habacuc 3:2.
Introducción:

Cuando nos referimos a un avivamiento en los creyentes o en el pueblo de Dios, nos referimos al deseo de volver a estar encendidos para Dios  y que nuestro amor por El esté en todo y sea constante para que podamos vivir en el cumplimiento del primer gran mandamiento “Amarás al Señor tu Dios con todas tus fuerzas, con toda tu mente y con toda tu alma” (Marcos 12:30) y el segundo mandamiento, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.
La biblia dice:
Porque por gracia sois salvo por medio de la fe; y esto no de  vosotros, pues es don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe. Efectos 2:8.9.
Avivamiento Espiritual, la necesidad de la iglesia. Habacuc lo decea:
“Ho Jehová, aviva tu obra en medio de estos tiempos” Habacuc 3:2.

DEFINICIÓN:

Un Avivamiento Espiritual es una obra soberana del Espíritu Santo, en la cual Él manifiesta en forma muy tangible la gloria y la santidad de Dios, con el fin de que el hombre sea profundamente quebrantado delante de Él, y la sociedad sea radicalmente transformada.

El avivamiento nace de hombres arrepentidos y quebrantados de corazón,
Dios busca personas conforme su corazón que le crean y realicen lo que El, ha encomendado a los suyos.

Los líderes de hoy han recorrido mucho, tras nuevos avivamientos, buscando manifestaciones o formas de cómo conquistar o como crecer en sus iglesias, haciendo oído a voces que declaran, que un avivamiento Dios, derramara en estos tiempos.
Creo que el avivamiento Dios, lo declaro y lo manifestó en el día de Pentecostés cuando dijo:

1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Avivamiento no es división es arrepentirse y mantenerse unido al cuerpo de Cristo, creo que hoy la iglesia esta tan lejos de un avivamiento, teniendo todo a su alcance. y Las armas espirituales para lograrlo están en nuestras manos.
Tenemos Falsos Conceptos de lo que es un Avivamiento Espiritual

Se habla mucho de "avivamiento", pero se desconoce lo que es.

Los siguientes son algunos de los falsos conceptos acerca de un Avivamiento Espiritual:
Se cree que:
Tener más alegría y fervor en los cultos.
Tener cultos más largos y más frecuentes.
Tener cultos donde hay mucho grito, risas, desordenes y manifestaciones extrañas.
¿Qué es el avivamiento?
AVIVAMIENTO HAY CUANDO uno se ve a sí mismo como Dios le ve.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO existe una intensa búsqueda de Dios y de su santidad.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO el arrepentimiento es ferviente y profundo.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO  rechazo por completo el pecado en una completa entrega de nuestra voluntad a Dios.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO uno está dispuesto a entregar a Dios su reputación, sus amigos, su pasado, presente y futuro, a cambio de libertad.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO el gozo y la alegría corren como río de agua viva.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO las alabanzas y la adoración son la expre­sión profunda de un alma cuyo espíritu está glorificando a Dios.
AVIVAMIENTO HAY CUANDO la iglesia es restaurada a su propósito ori­ginal, que fue planeada por Dios, por quien Cristo murió, y por el cual el Espíritu Santo descendió.

"Vuélvenos, Ho Jehová, a ti y nos volveremos; renueva nuestros días como al principio" (Lamentaciones 5:21).


Dos cosas importantes en el avivamiento:
1) Un ARREPENTIMIENTO muy profundo, y
2) una forma de "luchar" y "agonizar" en oración - clamando a Dios por el mover de Su Espíritu Santo.

Estas dos cosas han sido el secreto de innumerables avivamientos por todas las épocas - y yo creo que así tiene que ser nuevamente.
¿Sabía Ud. que Dios ABORRECE todo pecado, y que si Ud. se acerca más a Dios, entonces Ud. en su corazón aborrecerá el pecado igual que El?
¿Entonces qué necesita Dios encontrar en el mundo hoy?
Simplemente GRUPOS de cristianos "avivados" que puedan empezar a predicar arrepentimiento y orar por una manifestación del Espíritu de Dios.
Pero los que están en lugares de privilegio son los primero en dar ese paso.
El Señor dice a la iglesia de Sardis:
"Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete." Apocalipsis 3:1-3.
El apóstol Pablo escribe:
"Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. Pero todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo.

 Por lo cual dice:
Despiértate, tú que duermes,
Y levántate de los muertos,
Y te alumbrará Cristo." (Efesios 5:11-14)


¿A quién escribe Pablo? ¿A los incrédulos, al "mundo"? - ¡De ninguna manera! Pablo escribe a la iglesia, a los cristianos en Éfeso. Obviamente hay muchos cristianos que están durmiendo, o que ya están muertos - y por eso necesitan un avivamiento.
Entonces, por más extraño que parezca: Los avivamientos vienen cuando la iglesia tiene necesidad de ellos; cuando la iglesia está por morir.
Entonces ¿Qué es un avivamiento?
Hasta ahora podemos comprender que un avivamiento tiene todo que ver con volver a una relación correcta con Dios. (Arrepentimiento)

Conclusión:
Resultado del avivamiento:
Reuniones donde se siente la presencia de Dios.
Donde muchos son salvos.
Donde la sociedad entera cambia.
Entonces:
Si queremos un verdadero avivamiento, tenemos que caminar por el camino que Dios diseñó, y pagar el precio que cuesta.
Cada cristiano, en el transcurso de su vida, en algún momento tendrá que decidirse: ¿Voy a servir las tradiciones humanas de mi iglesia, y vivir una vida tranquila y ser respetado? ¿O voy a servir radicalmente al Señor y obedecerle más que a los hombres, aunque me persigan y me expulsen mis propios líderes por causa de ello? (Vea Marcos 13:9, Juan 16:2).



En un avivamiento, la gloria es para Dios, no para ti ni para tu iglesia.
Primero entonces a NOSOTROS MISMOS. Debemos empezar en el hogar.
Empecemos con nosotros mismos, recordando que somos parte de la iglesia, y que nuestra propia necesidad de avivamiento personal es la causa en gran medida del avivamiento en la iglesia en mayor escala.
“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra...”
2ª CRONICAS 7:14.
DESDE HOY MISMO PODEMOS EMPEZAR A VIVIR  ESE AVIVAMIENTO EN NOSOTROS, DEBEMOS AVIVAR EL FUEGO  DEL DON DE DIOS QUE EL PUSO EN NOSOTROS (2ª TIMOTEO 1:6).
El avivamiento es una inversión asolas con Dios.


                                                     Pastor: Manuel López R.

                           Centro Evangelistico Chileno Internacionaltmail.com
                  Misioneri_antonio@hotmail.com   Web.         www.ministeriobiblicointernacional.jimdo.com